martes, 25 de noviembre de 2014

La credibilidad del presentador de informativos

La credibilidad es un bien muy preciado. En televisión y para el que da la cara en el relato informativo es su garantía de éxito. Un éxito profesional que nada tiene que ver con la fama. Es la meta que todo informador pretende alcanzar y conservar. Y ésta nadie te la regala. Se consigue con la suma de informativos, de directos imprevistos, de saber contar lo que está pasando.
En el último libro que he escrito, "Las caras de la noticia", muchos presentadores ponen en valor su credibilidad. Sin embargo ,hay quienes no aparecen en él, ni en la serie documental de Canal + en la que está basada esta publicación, y son garantes de ella. Porque con su buen hacer periodístico y su respeto a la honestidad a la hora de contar lo que es noticia dando la cara lo han demostrado y siguen haciéndolo cada día.


Hoy enseño a las futuras generaciones de profesionales de la información lo que esto supone y pienso en muchos compañeros que llevan años luchando por demostrar lo que valen y por no perder ese respeto del espectador, esa confianza que les lleva a elegirles para ver las noticias por televisión cada día. Y quiero que sepan lo fácil que es perderla en un día impreciso, cuando el trabajo no es riguroso, y lo complicado que es volver a recuperarla. El secreto para que un presentador conserve la credibilidad es ser fiel a su labor, respetar la información y contar con el mejor equipo de profesionales. Como todo en la vida, es cuestión de esfuerzo y confianza en uno mismo, y quien la tiene lo sabe, aparezca o no en una serie o en un libro,  lo que queda es tu trabajo.Lo demás, es simplemente ruido. 

No hay comentarios: