lunes, 4 de junio de 2012

Comunicar y de nuevo aprender a hablar


 He estado en Eduvoz Formación, llevan casi treinta años asesorando y formando a profesionales de radio y televisión. Tengo muchos compañeros que han pasado por allí y que con la ayuda de Isabel Albar y María Ruíz del Árbol han perfeccionado su dicción, puesta en escena y comunicación a la hora de contar una noticia.

 Algunas de sus lecciones magistrales estarán en el libro en el que ahora trabajo y merece la pena detenerse en su análisis: realmente para poder comunicar de forma efectiva en un medio como la radio o la televisión es necesario en muchos casos, como afirma María, "aprender de nuevo a hablar"Os dejo esta intervención de Isabel Albar en "Espejo Público" de Antena 3 sobre el poder de la expresión corporal al comunicar, para que disfruteis de ella.
 Y es que en esta nueva etapa de la comunicación on line, en la que todos estamos conectados vía email, WhatsApp,  Facebook o Twitter, quizás hemos olvidado la importancia y el poder de la palabra oral que fue antes que la palabra escrita.

  Leer bien también es importante desde pequeños. María Jesús, una maestra de lengua de los primeros cursos de primaria nos recordaba hace poco a los padres que los niños que se inician en el placer de la lectura deben de hacerlo entonando y respetando las pausas: "Primero se lo leéis vosotros- nos aconsejaba-  y después ellos, así se fijan en cómo os detenéis en los puntos y en las comas".

 Hablar correctamente es un deber de los profesionales de la información que trabajan en medios audiovisuales. La clase política igualmente tiene esa responsabilidad y debería recordarlo, echar la vista atrás y  emular a los griegos, artífices de la oratoria, cuyos discusos e intervenciones no dejaban indiferente a nadie.

1 comentario:

Susan dijo...

Uma asignatura pendiente para muchos profesionales, no solo de la Comunicación como tal, si no en otras áreas. Durante 12 años trabajé para una empresa y tenía que dar charlas sobre destinos y lo pasaba fatal a la hora de enfrentarme a eso de hablar en público. Quizas algún día me anime...