jueves, 3 de mayo de 2012

Sin periodismo no hay democracia

  Hoy Día Mundial de la Libertad de Prensa la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha convocado manifestaciones en toda España para reclamar un periodismo digno y defender una de las profesiones donde más empleos se han destruido a causa de la crisis. Han sido hasta ahora muchos medios cerrados y demasiados los profesionales que se han quedado huérfanos y lo peor, sin trabajo. Uno de los primeros y más significativos en caer fue, como bien es sabido, CNN+ víctima de la primera fusión entre dos grandes televisiones, Telecinco y Cuatro.
Profesionales de CNN+ en la manifestación:  Irene López Navarro, Chema Bermúdez, Benjamín López, Guillermo Santa Cruz y Víctor Estéban.
Foto @IreneLN
  Justo un año antes del cierre recuerdo que una compañera de redacción asistió a la tradicional comida de la Prensa de Navidad y nos contó que había escuchado al entónces Presidente Fernando González Urbaneja anunciar que se iba a producir una crisis de los medios de comunicación, que muchos iban a tener que cerrar y que el primero de ellos sería precisamente CNN+. Lo cierto es que no dimos demasiado crédito a aquellas palabras pero el tiempo ha confirmado su veracidad.
Fotografia @PrNoticias

 En los últimos tiempos iniciativas como #gratisnotrabajo heredada de la antigua directiva y las movilizaciones de este jueves 3 de mayo fruto de la gestión de la nueva presidenta, Carmen del Riego, la primera mujer al frente de la Asociación, me hacen confiar más en este organismo que afortunadamente ya sirve para algo más que para disponer de las prestaciones de un buen servicio médico. La APM también ha dado un paso más con su incorporación de manera permanente y más actica en las redes sociales. La convocatoria de estas movilizaciones se ha desarrollado de manera masiva y efectiva principalmente a través de Twitter.

 El próximo paso para defender y dignificar aún más el periodismo sería poder contar con un Colegio Oficial de Periodistas en toda España, como existe en otros países,  que velara de una manera más reglamentada por los derechos de esta noble profesión tan vital para el desarrollo de la democracia.