jueves, 12 de enero de 2012

En defensa del Periodismo

Dicen por donde quiera que vas que el periodismo atraviesa su peor momento, que no hay trabajo, que junto a la construcción es la profesión que más empleos ha destruido como consecuencia de la crisis. Bien, todo eso es cierto, pero es importante no ser alarmistas y confiar en que hay muchos profesionales, los afortunados que pueden, que cada día se esfuerzan desde las redacciones de sus medios, sean de prensa escrita o digital, radio o televisión, en ofrecer un buen producto informativo.
Y lo hacen a costa de saber que siguen cerrando medios, que otros están en peligro, y bajo el temor de que, si la cuenta de resultados no es favorable, quizás el suyo sea el próximo.
Pero hay que tener fé, ilusión por cambiar la situación y no quedarse sentado a esperar que algo suceda. La información es vital para nuestra sociedad, seguimos inmersos en la denominada sociedad de la información, de la comunicación y no hay que dejarse vencer, eso jamás. Lo que hay que intentar, aunque suene a utopía, es ser cada vez mejores, dar lo mejor de lo aprendido en cada noticia que tengamos entre manos, para obtener una confianza duradera y fiable en quienes apuestan por los medios para saber qué sucede en el mundo.
Facebook y Twitter son herramientas, en muchos casos fuentes de información, están bien para titulares, para saber de un plumazo qué es lo último que ha sucedido y no debemos menospreciarlas, porque sirven precisamente para difundir esa información a un mayor número de personas, pero no sustituyen ni a los medios, ni por supuesto a los profesionales.
Así que hay que reinventarse, saber que existen otras formas de comunicación, pero no olvidar ni el rigor, ni la neutralidad, contrastar la infotrmación, ni todo aquello que aprendimos para periodistas. A partir de hoy el Gobierno tiene un desempleado más, lo siento porque volveré a ser titular con los datos del paro del próximo mes, pero no pienso darme con vencida porque rendirse es de cobardes y no hemos luchado tantos años como para tirar la toalla a las primeras de cambio.
Desde hoy retomo este blog con nombre y apellido, para escribir sobre periodismo, sobre lo único de lo que apenas sé o intento aprender cada día, pensando en muchos profesionales que siguen buscando su camino en este futuro incierto y animando desde aquí a aquellos que sueñan  algún día con serlo.


No hay comentarios: