jueves, 20 de octubre de 2011

Más que una noticia.

   La noticia, esperada ya desde hace días, me sorprendía en el parque. Mientras los críos jugaban ojeaba Twitter y a las seis menos veinte vi un retuiteo de Ana Pastor (la periodista), advirtiendo de un comunicado en el diario Gara a las siete de la tarde. Desde menos cinco estuve refrescando la página web, ansiosa, espectante, desconfiada e ilusionada por leer lo esperado. A en punto lo vi y volví a leer con cierto detenimiento, porque en este tipo de noticias el lenguaje y cómo éste se emplea es determinante. A las siete y dos minutos ya lo había compartido en Twitter. Tenía la necesidad de hacerlo cuanto antes. Era la noticia con la que siempre soñábamos en CNN+. Me acordé mucho de Jose María Calleja, porque así me lo dijo en una de sus entrevistas para el libro y porque ayer mismo tomaba café con él para entregárselo, y estaba esperanzado con este comunicado.  Confiaba en que la pesadilla terminara y también la amenaza constante a la que muchos como él han estado sometidos tanto tiempo.

 Y durante toda la tarde - noche seguí la evolución de la noticia, viendo y tuiteando la declaración de Zapatero, mientras preparaba la cena a los niños, siguiendo las demás reacciones a través de Twitter... no pude evitarlo, soy periodista, aunque ahora no ejerza en ningún medio...y una última hora así no ocurre todos los días.

  Me acordé de las víctimas y tuiteé en su memoria y en la de sus familias. Junto con los amenazados son los protagonistas de esta triste historia de nuestra democracia. Una historia que viví en cierto modo desde pequeña, echando de menos a un padre que durante una época debía viajar demasiado a menudo a Euskadi para consolar a las  mujeres de los policías nacionales asesinados por ETA. Fueron demasiados funerales. Y después, seguí recordando cómo más tarde, cuando estudiaba  Periodismo en la Complutense, cada mañana temprano debía mirar los bajos de mi coche. El mismo que años después, cuando ya trabajaba en CNN+, estaba aparcado a un metro del coche bomba que mató al teniente coronel Pedro Antonio Blanco García, que murió asesinado mientras esperaba, de paisano, la llegada de su vehículo oficial. Aquél día, lo cuento también en el libro de CNN+, fue precisamente mi padre quien, por teléfono, nos daba la primicia de otra mala noticia, entonces con una periodista impecable, hoy Princesa, conduciendo la rueda informativa. Fue el primer gran breaking news del canal, apenas llevábamos un año emitiendo. 

   Así que antes de irme a dormir he pensado que debía escribir sobre ésto y he decidido que no voy a renunciar a ser periodista y a contar noticias noticias tan relevantes como ésta. 

   Muchos se preguntan si será o no real, otros aseguran que hay que tomar esta declaración con cierta cautela, ya que no incluye la disolución de la banda asesina.  Cuando algo así sucede, y a falta justo un mes para unas elecciones generales, quizá incluso se cuestiona su intencionalidad política, o más bien electoralista. No debería de ser así. Quienes gobiernan y aspiran a ello, tienen la obligación de estar unidos en esto, porque la lucha antiterrorista es algo muy serio. Veremos...pero considero que lo que es realmente importante es que el comunicado sea noticia, ( lo cuestionemos o no), y lo más importante: que por un día gane en las audiencias de televisión y radio, en las tiradas de diarios, en las visitas a las páginas webs de noticias, la información de las cosas que realmente importan. Así que : Felicidades a todos los profesionales.  

No hay comentarios: