miércoles, 27 de abril de 2011

Adiós al inventor del teleprompter.

Era Hubert Schlafly y ha fallecido en Estados Unidos. Tenía 91 años. Ideó el teleprompter cuando trabajaba en el estudio de cine 20th Century Fox. A Schlafly  le encargaron construir un dispositivo para ayudar a sus estrellas a recordar sus guiones. Se empleó por primera vez en 1950 en la telenovela de la CBS, "The First Hundred Years" y su inventor no tuvo que utilizarlo hasta que cumplió 88 años cuando ensayaba el discurso por su ingreso al Salón de la Fama de la Televisión por Cable.

Hubert Schlafly. Foto: abc news 

El invento de Hubert Schlafly sirvió para mejorar la comunicación en el mundo del cine,  de la televisión y de la política. Para los presentadores de informativos ha sido siempre nuestro gran aliado. En CNN+ el prompter, al que también llamábamos "auto cue",  era un compañero más de plató. Nos lo pasábamos nosotros mismos,  con un pedal que teníamos y que presionábamos con el pie, porque cada historia que no fuera improvisada, y que debíamos contar, estaba en el prompter.  Con otro nada discreto aparato que ocultábamos en una mesa , situábamos en la pantalla de nuestra cámara cada noticia para después leerla. 

La primera vez que tuve contacto con un teleprompter fue cuando hice la prueba de cámara para entrar en CNN+ y era lo que más me aterraba, no saber si sería capaz de leer sin que pareciera que realmente lo estaba haciendo. Y salió bien, en aquella ocasión me lo movieron desde el control de realización, después aprendí a hacerlo sola y fue un genial compañero durante 12 años. Eso sí, a veces se estropeaba, bueno, a menudo más bien, y había que esperar a que viniera mantenimiento, en otras ocasiones te dejaban uno de mano, que se movía con una ruedecita, que era más complicada de controlar y que te impedía cualquier movimiento de manos, aunque había quien lo prefería.

Foto: Josu Larrea

Pero sí, hasta que él, el prompter, no estaba listo, no empezaba la cuenta atrás para grabar. Cuando el informativo era en directo, por ejemplo para el informativo de Canal +, que estuviera en su sitio y no se volviera loco, era lo que más nos preocupaba; porque a veces ocurría, y se saltaba una noticia, que menos mal que tenías impresa en papel, o directamente se quedaba fuera de servicio y entónces si había que improvisar. A Obama le pasó y le costó salir del apuro.


Si queréis saber más y descubrir algunas de las historias y utilidades de este gran invento para la comunicación y el periodismo,  os recomiendo , y  ya que celebramos el día del libro :  "The Teleprompter Manual" de Laurie Brown.



No hay comentarios: