viernes, 4 de marzo de 2011

Con el artífice del "doblete".

 Hay que se positivos. Hoy he querido recordar un buen momento y comparar a la profesión periodística con la pasión que sentimos los aficionados del Atlético de Madrid por este equipo que más penas que glorias nos ha otorgado a lo largo de su historia. Algunos le siguen llamando el "pupas", pero a pesar de todo, año tras año sigue levantando pasiones  y esperanzas entre sus seguidores, y algo similar ocurre ahora mismo con el periodismo.  La hinchada rojiblanca es una de las mejores, de las más fieles y así debemos de ser los que nos dedicamos a este viejo oficio con nuestra profesión, con permiso de madridistas, barcelonistas y demás. Corren malos tiempos, eso está claro, la labor periodística en muchos casos se está degradando y sus sueldos más, pero, como buenos rojiblancos, debemos conservar la ilusión por el trabajo bien hecho. 



Esther Cervera y Radomir Antic
 


  Lo mismo que un equipo renace de las cenizas, algo similar tiene que suceder con el periodismo. Siempre que pienso en un logro futbolístico de mi Atleti, no puedo evitar acordarme de mi entrenador: Radomir Antic.  Ese año empezaba a ser periodista en una emisora modesta: Onda Imefe,  pero que fue también cantera de grandes profesionales del deporte como Raúl Benito o Adolfo Barbero, compañeros de Canal +. Hacía un poco de todo, pero solía cubrir la información deportiva del Atlético de Madrid. Estuve, pero como espectadora, en el último partido de Liga frente al Albacete, me gasté parte de mis ahorros en un par de buenas entradas, pero mereció la pena. Entónces no me imaginaba que después iba a tener la oportunidad de trabajar con Radomir Antic, con el Mister, en la Cadena Ser, en Carrusel Deportivo, donde fue años más tarde, comentarista. Así que la vida te da sorpresas por eso no hay que rendirse jamás. Después tuve la fortuna de entrevistarle muchas veces. Esta foto es de antes de una de ellas para Noticias Cuatro fin de semana, que entonces presentaba junto a José Ramón Pindado.  

No hay comentarios: